Este sitio utiliza cookies. [ Acepto ] [ Política de cookies ]
POLICIAL

¿SE TIRAN LA PELOTA?

FEMICIDIO: EL MINISTERIO PÚBLICO PROFUNDIZA LA INVESTIGACIÓN SOBRE LA POLICÍA

FEMICIDIO: EL MINISTERIO PÚBLICO PROFUNDIZA LA INVESTIGACIÓN SOBRE LA POLICÍA

El Ministerio Público Fiscal busca determinar si los efectivos policiales afectados a la consigna fija y personal de la víctima Liliana del Valle Flores, asesinada en barrio Los Paraísos de Cerrillos el 24 del corriente, cumplieron con la orden emitida por la Fiscalía Penal de Cerrillos, pocas horas antes.

Los datos que surgieron en las últimas horas son comprometedores.

La investigación busca precisar si se incumplió y en qué medida, con la orden emanada de la Fiscalía Penal de Cerrillos, a las 3:25 de la madrugada, cuando Liliana del Valle Flores denunció a su exesposo Hedgar Exequiel Almirón, de 31 años. La mujer denunció al hombre por presentarse en la vivienda de sus hijos, agredirla y amenazarla, pero fue asesinada casi cuatro horas más tarde, poco después de las 7 de mañana. Ello, a pesar de que la Fiscalía de Cerrillos dispuso que “se implante consigna fija y personal a la damnificada hasta nueva orden”, según consta en las directivas tomadas por personal policial de la subcomisaría de Los Pinares.

Las mismas directivas indicaron que debía constatarse si existían denuncias anteriores; que se constituya Criminalística en el lugar del hecho a fin de documentar el hecho y los daños y que independientemente del trabajo de Criminalística, personal de la Preventora realice una inspección ocular. La Fiscalía también ordenó que se realice examen médico a la denunciante, que se ponga en conocimiento a la autoridad administrativa y en caso de que se demore al causante, se vuelva a consultar con la Fiscalía interviniente.

Según consta en las actuaciones, Torres Rubelt solicitó al Juzgado de Garantías en turno la detención del efectivo policial debido a que en el hecho de violencia familiar registrado durante la madrugada y previamente al homicidio, la mujer denunció que su expareja la había golpeado y amenazado con el arma de fuego y la consulta atendida por la Fiscalía Penal de Cerrillos, generó la directiva de que se asigne una consigna fija y personal a la damnificada hasta que fuera habido Almirón, quien se encontraba prófugo.

Si bien el fiscal penal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas 4, Gustavo Torres Rubelt imputó este jueves al efectivo policial de la subcomisaría de Los Pinares que tenía a su cargo la consigna fija y personal otorgada a Liliana del Valle Flores, por el delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público, la investigación suma nuevas hipótesis con datos más comprometedores sobre la actuación del policía que debía custodiar a la mujer.

Entre esos datos se encuentra el resultado de la autopsia, que determinó que la víctima recibió tres disparos cuyas detonaciones deberían haberse escuchado en el acto. No se descarta que el efectivo no haya estado en el lugar en el momento de los hechos.

Además, cuando se produjo el hecho, el policía afectado a la consigna dijo que se encontraba en la puerta del domicilio y que no se percató que Almirón ingresó por la parte posterior y solo se alertó cuando sintió disparos. Aseguró que al ingresar a la vivienda, la mujer ya estaba herida y el agresor se disparó con el arma de fuego. Sin embargo, hoy el sargento se abstuvo de declarar. El fiscal pidió que se mantenga la detención del acusado de incumplimiento de los deberes de funcionario público, hasta tanto se completen las medidas que permitan esclarecer lo sucedido.

La Ley 7.888, sobre Protección contra la Violencia de Género establece las consignas y sus características. Se establecen en turnos rotativos durante las 24 horas y en este caso, la orden de la Fiscalía fue la de establecer “consigna fija y personal hasta nueva orden”.



MÁS DE POLICIAL
POLICIAL
LO QUE FALTABA: IMPUTAN A POLICIAS QUE ATACARON A UN HOMBRE POR VENGANZA

LOS DETALLES

LO QUE FALTABA: IMPUTAN A POLICIAS QUE ATACARON A UN HOMBRE POR VENGANZA

. La fiscal penal de Derechos Humanos, Verónica Simesen de Bielke, abrió el decreto de imputación contra los efectivos policiales con revista en la subcomisaría de El Dorado, de Apolinario Saravia, acusados del delito de abuso de armas agravado, privación ilegítima de la libertad, falsedad ideológica y vejaciones agravadas, con fines de venganza.